“Ecología Profunda” de Arne Naess

Lo único que quedaba por hacer luego de que este libro diera la vuelta al mundo, era repensar los postulados filosóficos y prácticos de “la ciencia que piensa la casa” o ecología (eco, del griego oikos, que significa hogar, morada y logia, del razonar profundo). Agregar el adjetivo profunda a la filosofía que de por sí ya buscaba profundizar, fue el camino que eligió Arne Naess, para que el todo fuese abarcado sin escapar detalle. En sus orígenes, la filosofía personal de Naess se llamó Ecosophia, donde se reconoce el derecho de todo ser vivo: humano, planta, animal etc. para llegar a la realización total de su potencial. La otra parte fundamental del planteamiento ecosóphico es que no debemos actuar sin saber cuál será el efecto  de nuestra acción.

Como parte de su formación filosófica y lingüística, Naess habló de no ser tendencioso. De no buscar el partidismo, ni apoyarse en los supuestos, sino buscar la objetividad y los ángulos diversos, y ojalá fundamentados desde varias aristas, o sea la visión total constantemente, lo que define la acción desde la Ecología Profunda.

Sus palabras fueron precisas y elocuentes: “La ecología profunda es un movimiento según el cual no se hace el bien por el planeta en interés del ser humano, sino por el planeta en sí mismo”; asimismo postulaba una tarea impostergable para el corpus humano: “Tenemos el objetivo no sólo de estabilizar la población humana, sino también de reducirla a un mínimo sostenible”.

Si bien son indudables los aportes de Naess y de la “Ecología Profunda” en la revalorización de la naturaleza y en la lucha contra los desafíos ambientales, no se pueden obliterar los argumentos que se esgrimen en su contra: al equiparar ser humano y naturaleza se descarta la razón antropológica.

De todas formas, aun considerando las pertinentes críticas realizadas a quien fuera galardonado tanto con la Orden Noruega Real de San Olav como con el Premio del Consejo Nórdico por la Naturaleza y el Medio Ambiente en 2002, sería una omisión injustificable no resaltar su influencia en la búsqueda de un desarrollo más sustentable.

INICIO