Pentti Linkola, Ecologista Finlandés

Kaarlo Pentti Linkola (nacido el 7 de diciembre de 1932 en Helsinki) es un ecologista finés. Ha escrito profusamente sobre sus ideas y es muy conocido en su país. Vive de manera sencilla y trabaja como pescador.

Linkola considera que la humanidad está destruyendo el medioambiente, y por eso plantea como solución la reducción del número de personas en el mundo y la desindustrialización. Su ideal de sociedad es una dictadura totalitaria, gobernada por una élite intelectual, donde la mayor parte de la población tenga el nivel de vida de la Edad Media y el consumo esté limitado solamente a recursos renovables.

Vida:

Linkola creció en Helsinki. Su padre, Kaarlo Linkola, era el rector de la Universidad de Helsinki. Pentti Linkola eligió no continuar sus estudios de zoología y botánica tras el primer año, y orientó su formación hacia el naturalismo, fruto del cual fue su libro "Suuri lintukirja" (Gran Libro de los Pájaros, de 1995) con O. Hilden.

La primera publicación política de Linkola fue el panfleto “Isänmaan ja ihmisen puolesta” (Para la Tierra Padre y los Humanos, de 1960), en el cual defendía el pacifismo y la objeción de conciencia.

Linkola es conocido por su gran amor a los pájaros. En sus escritos expresa a menudo admiración hacia los bosques y la naturaleza en general, lo cual le lleva a defender la extinción de gatos y visones, así como otras especies animales fineses que considera foráneas y destructoras del medio ambiente.

Su vida es bastante sencilla. No posee coche ni agua corriente. Se dedica a vender peces que consigue en un bote, y vende puerta por puerta con un caballo.

Ideas:

En su colección de ensayos “Unelmat paremmasta maailmasta” (Sueños Sobre un Mundo Mejor, de 1971), escribió por primera vez su opinión sobre ecología. Ha continuado hablando contra el modo de vida del Occidente moderno, y la explotación de recursos naturales en sus siguientes libros “Johdatus 1990-luvun ajatteluun” (Introducción al Pensamiento de los 90, de 1989) y “Voisiko elämä voittaa” (Podría la Vida Ganar, de 2004), colecciones de escritos publicados en diversos periódicos y revistas finesas. Más tarde produjo controversia por su reconocida admiración a la Alemania Nazi.

Como filósofo, Linkola podría ser considerado como empirista biocéntrico. Defiende que la humanidad vuelva a un nicho ecológico, y abandone la tecnología y el progreso económico. Por otra parte, considera que una buena sociedad debería tener alta tecnología militar para defenderse de ser conquistada por sociedades no medioambientales. Asimismo, opina que el crecimiento poblacional es la mayor amenaza a la vida en la Tierra, lo cual le ha llevado a defender la eugenesia y el asesinato como posibles formas de controlar la superpoblación. Ha sugerido que las grandes ciudades deberían ser atacadas con armas nucleares. También ha defendido las guerras que ocurren en el mundo, por conseguir que se reduzca la población. Su postura ecológica es vista como exagerada y autoritaria.

INICIO