Posición de las ONG's ante las manchas de petróleo en el Lago de Maracaibo

Posición de Azul Ambientalistas frente al reciente derrame petrolero en el Lago de Maracaibo

Existe una realidad inminente e irrevocable. Hay pruebas de un derrame de petróleo en nuestro Lago de Maracaibo. Constitucionalmente y por Legislación (Ley de Hidrocarburos) la actividad petrolera y el petróleo mismo es responsabilidad del Estado venezolano.

Ahora bien, se cumple una vez más la tesis de uno de nuestros fundadores el Dr. Elio Ríos Serrano como lo es " Aunque vivimos en un estado el cual queda situado a orillas de un cuerpo de agua llamado Lago de Maracaibo, este no pertenece a nuestra entidad política territorial. Los organismos encargados del Lago de Maracaibo son de carácter nacional: Ministerio de Energía y Minas, Petróleos de Venezuela, Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales y su Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (ICLAM), Ministerio de Agricultura y Cría, Ministerio de Transporte y Comunicaciones, Ministerio de Interior y Justicia, Ministerio de la Defensa. Todos estos ministerios con asiento en nuestra Capital de la República, Caracas. En el Zulia hay unas oficinas con unos representantes de esas instituciones, en Caracas se toman las decisiones, por lo general tardías.

Cuando un evento devastador o una contaminación se suscitan en el Lago, la Gobernación del Estado Zulia, Concejo Legislativo del Estado Zulia o los Municipios costeros afectados, no tienen jurisdicción en el Lago y solo pueden sino opinar. El Lago es de Maracaibo según el nombre, es de la Región Zuliana y del Estado Zulia geográficamente, pero no lo es geopolíticamente. Quizás eso sea uno de los problemas o trabas más graves de por qué no mejora el Lago: no mejorará nunca porque no es del Zulia quien decide y porque los que "lo cuidan" no ven lo que pasa porque están en Caracas, lejos, muy lejos...."

Es irresponsable por demás declarar que nuestra industria petrolera no tiene responsabilidad en este tipo de desastres. En la reciente tragedia ocurrida en el Golfo de México al menos la empresa BP asumió su responsabilidad en el hecho. Aun siendo culpables cualquier contratista, en nuestro caso, el estado no puede desentenderse de este grave delito ambiental.

Exigimos y creemos necesario la total e inmediata puesta en marcha de planes de contingencia, es injusto para nuestro lago, que sea ignorada una vez más una agresión en su contra. Nos tienen con las manos atadas, pero nuestra voz jamás será silenciada...

Gustavo Carrasquel
Director de Medios de Azul Ambientalistas

Rafael Peñaloza
Director de Relaciones Institucionales

Posición de VITALIS en el Zulia: Pide a autoridades aclarar situación del derrame

Desde el pasado 2 de junio, los zulianos enfrentan una situación ambiental lamentable por el desplazamiento de un vertido de hidrocarburo del cual aún se desconoce su procedencia.

El Biólogo Alonso Lizaraz, Coordinador del Capítulo Zulia de VITALIS, indicó que “se ha registrado la presencia del crudo en costas de los Municipios Maracaibo, San Francisco y Cañada de Urdaneta, llegando hasta la Costa Oriental del Lago, afectando a cientos de especies que hacen vida en este importante ecosistema”. Este hidrocarburo “sigue desplazándose por acción de las corrientes y vientos” por lo que las autoridades han comenzado a actuar en el lugar.

Garzas y buchones han sido rescatados por ciudadanos y pescadores en alarmante estado de salud y cubiertos por el crudo. Otras tantas especies no han tenido la misma suerte y llegan muertas a las orillas de estos municipios, donde plantas y animales costeros también sufren las consecuencias de esta situación ambiental.

El líder de VITALIS en la región Zuliana indicó que la actividad pesquera pudiera verse severamente mermada, pues se han visto en la necesidad de limpiar sus embarcaciones y redes impregnadas con el referido hidrocarburo. “Sea poco o mucho el vertido, la Ley Penal del Ambiente es clara y el caso debe estudiarse por los organismos responsables”, indicó Lizaraz. Lo importante, para VITALIS, es que se diga la verdad y se muestren cifras y planes para acometerlas.

Ciertamente somos un país petrolero y existe la probabilidad que ocurran pequeños derrames o vertidos del crudo o sus derivados, producto de su manipulación, tal y como han mencionado las autoridades ambientales. Sin embargo, “el marco jurídico ambiental venezolano es muy estricto, y una forma de dar tranquilidad a la ciudadanía es explicando claramente lo que sucede, a fin de atender la emergencia por pequeña que pueda ser”, señala VITALIS.

Los zulianos han palpado la contaminación de millones de litros de agua estuarina y sus efectos negativos de este vertido seguirán incidiendo a largo plazo en todo el ecosistema. Por ello, el llamado es quienes realizan actividades de explotación en el Lago de Maracaibo, en coordinación con las autoridades regionales y nacionales, para que asuman su responsabilidad ambiental.

Posición de Naturazul: Derrame de Petróleo en el Lago de Maracaibo

Por Elio Ríos

Una de las características de la sustentabilidad es la honradez de los procesos. Es verdad que dentro de la siniestrabilidad de las operaciones petroleras pueden ocurrir derrames de diferentes magnitudes. Pero decir que el reciente y reseñado está dentro de la nimiedad es oprobioso. En nuestro lago de Maracaibo (llamado así por ser el lago de la antigua provincia de Maracaibo), se ha reseñado una marea negra, una mancha de material oleoso, una masa de petróleo que a la deriva transita por sus aguas.

Al vuelo de los periodistas les sirvió para su comparación con el puente Rafael Urdaneta, más popularmente conocido como el puente sobre el lago, y su dimensión longitudinal estaba alrededor la mitad del largo del puente. Que si el ministro de ambiente dijo que bueno en las operaciones se puede caer algo de petróleo, si se refería a este algo fue mal informado. Señor, usted está en el equipo del paladín de Copenhague, en el promotor de Cochabamba, si, Chávez junto a su par Evo Morales, son referentes de los grupos ambientalistas a nivel mundial de la lucha por la conservación del planeta. Fueron infelices esas aseveraciones de tratar de nímeo esa "mancha" de su declaración: una gota de petróleo que caiga al lago es una emergencia, una gota de petróleo que caiga al lago de Maracaibo amerita un estudio y acciones para sanear y evitar posibles próximos episodios. Debemos hacer notar que el ICLAM ha asumido una actitud totalmente diferente a la declaración del máximo funcionario ambiental.

Ante tan infeliz episodio creo que debe considerar rectificar o ceder su espacio a otro que si tenga claro que este debe ser un gobierno ambientalista, que si es posible un socialismo ambiental y que no menoscabe la imagen ecológica de nuestro líder fundamental, del gobierno que preside y de la revolución la cual lidera. Estas consideraciones no son propias de alguien quien encabece la cartera de ambiente.

Es una lástima que la imagen de la industria petrolera así también se difumine en un espectro tenebroso rumbo a convertirse en el monstruo comelago. En el paro-sabotaje petrolero acudimos al lago viendo con asombro cómo personas con ningún escrúpulo rompieron las instalaciones o manipularon los controles para intencionalmente verter el oleoso mineral a las aguas del lago. Fue muy triste y muy doloroso entender que no les importó en lo más mínimo las consecuencias. Nos opusimos y denunciamos en esa oportunidad.

También fue notorio nuestra oposición y denuncia del manejo que se le quería dar al tristemente célebre episodio de la marea negra ocasionada por el barco carguero petrolero Nissos Amorgos. Así también es esta oportunidad no podemos dejar pasar este episodio: nadie fue, nadie se hace responsable, no se implementó un plan de contingencia de derrame (el ministro no lo cree necesario). Para colmo sale el mismo funcionario de ambiente diciendo que es un alarde de manipulación de los medios de comunicación.

Ratificamos nuestra vocación ambientalista y socialista, creemos firmemente que el capitalismo es depredador y contaminador, concebimos que el socialismo es ambiental y que el presidente, su gobierno y la revolución que lidera ha dado muestras suficientes de su proceder ambientalista. Por lo tanto rechazamos la actitud poco seria, antiambiental, antirevolucionaria y antigubernamental del ministro de ambiente y de la estatal petrolera.

Los derrames pueden ocurrir, pero quienes lo ocasionan deben ser responsables de tener planes de contingencia y acudir en forma presurosa a componer el entuerto. El lago de Maracaibo se merece una forma de producción sustentable, la cual lo respete y lo considere, más aún por ser la fuente de ingreso a nuestro país y a nuestro pueblo.

La Red de Organizaciones Ambientales No Gubernamentales de Venezuela (Red ARA) manifiesta su preocupación por el daño ambiental generado a la biodiversidad marina y a la actividad pesquera, por concepto de derrames de petróleo en el ecosistema del Lago de Maracaibo y en la costa este de la Península de Paraguaná, en las adyacencias de la Refinería de Amuay.

Así mismo, la Red ARA expresa su solidaridad con los planteamientos hechos por diferentes organizaciones ambientales y sociales del país, como la Asociación Civil Organización Nacional de Salvamento y Seguridad Marítima de los Espacios Acuáticos de Venezuela (ONSA), la ONG Vitalis y el Movimiento ambientalista del Estado Falcón, liderado por la Asociación Ecologista para la Preservación Ambiental (AEPA FALCON), entre otros.

La Red ARA hace un llamado a los Ministerios del Poder Popular para el Ambiente (MPPA) y para la Energía y Petróleo (MPPEP), Petróleos de Venezuela (PDVSA), Instituto para la Conservación del Lago de Maracaibo (ICLAM), Corporaciones Regionales CORPOZULIA y CORFAL y otros entes involucrados, a realizar de inmediato las acciones necesarias para mitigar el daño ambiental y establecer claramente las causas y las características de las manchas de hidrocarburo en cuestión.

Solicitamos que, además de afrontar directamente las consecuencias de los mismos, se evalúen los planes de contingencia existentes para incorporar de manera amplia a universidades, institutos de investigación, comunidades y sociedad civil organizada, en su desarrollo e implementación, a fin de mitigar y minimizar, a la brevedad posible, los impactos en el ambiente estuarino y marino-costero involucrado, así como evitar que se repitan en el futuro.

Por último, la Red ARA invita a todos los ciudadanos a hacer seguimiento a estos y otros eventos que impactan negativamente el patrimonio natural y la calidad de vida de nuestra población, así como a prestar su mayor colaboración ciudadana, personal y profesional, tanto en la mitigación de los daños ocurridos, como en la prevención de impactos similares.

14 de junio de 2010 Comité Coordinador de la Red ARA: redara.venezuela@gmail.com

INICIO