René Ngongo, Activista de Greenpeace Asesor Político de África

René Ngongo, Greenpeace África asesor político y activista de la sociedad civil durante 18 años, recibió el Premio Nobel Alternativo 2009 en el Parlamento Sueco por su tiempo dedicado, y en peligrosas condiciones, trabajando en defensa de los derechos y medios de subsistencia de la República Democrática del Congo, sobre todo en las comunidades forestales.

La "Right Livelihood Award Foundation" reconocio a Ngongo "por su coraje para hacer frente a las fuerzas que están destruyendo los bosques tropicales del Congo y el apoyo político para su conservación y uso sostenible".

Al recibir el premio, René dijo que "humildemente recibe este honor en nombre de las comunidades pobres de la República Democrática del Congo para que el bosque es una fuente de sustento, un supermercado, una farmacia y una herencia. Si no seguimos elevando nuestras voces contra la destrucción de estos antiguos bosques, su futuro y nuestra propia existencia estara en juego".

“René Ngongo es un verdadero líder. Ha actuado para proteger los bosques de la República Democrática del Congo y de proteger a su pueblo”, dijo el Director Ejecutivo de Greenpeace International Kumi Naidoo, quien estuvo presente en la ceremonia. "Pocos días antes del comienzo de la Cumbre de la ONU para el Cambio Climático en Copenhague este premio demuestra la importancia fundamental de trabajar para salvar a los bosques del mundo, no sólo para las personas que dependen de ellos, sino también por su papel en la prevención del cambio climático catastrófico".

Bosques en la Mesa de Copenhague.

En Copenhague, estamos exigiendo a los países desarrollados invertir dinero real en la mesa para proteger las selvas tropicales. Pero también estamos teniendo que morder los talones de las instituciones mundiales que siguen financiando la destrucción de los bosques.

Ngongo impulsó con su firma en una carta abierta al Banco Mundial, una protesta al principal financiador de la reforma de los bosques congoleños, junto con Greenpeace, Global Witness y The Rainforest Foundation. La carta expone el caos ambiental y social causado por las empresas madereras multinacionales en la República Democrática del Congo y critica el papel del Banco en el fomento de la tala industrial de los bosques en nombre del desarrollo.

El Banco debe promover alternativas viables que beneficien a la población congoleña y el clima mundial. La posición del Banco Mundial en favor de la tala también puede influir en las negociaciones del clima bajo el pretexto de la llamada "Gestión Forestal Sostenible". En cambio, los esfuerzos para reducir las emisiones de la deforestación y la degradación de los bosques que por el contrario, excluir los incentivos para la destrucción de los bosques más, como la tala industrial y la conversión de los bosques en plantaciones. Acuerdos en Copenhague debe proporcionar un fondo confiable para promover alternativas.

Las Guerras en el Bosque

Ngongo ha dedicado su vida al activismo. En medio de la furia de los conflictos, incansablemente presionado para poner fin a la explotación ilegal de recursos naturales de su país, la recogida de pruebas abundantes sobre la madera y la extracción de minerales en ocasiones en medio de situaciones de riesgo vital. En 1994, Ngongo fundó la Organización del entorno de Influencia del Congo. Ngongo ha sido capaz de construir una red fuerte y el impulso para una mejor protección de la segunda selva tropical más grande del mundo.

“Hoy nos sentimos muy orgullosos como René que se une a un grupo de dirigentes que no tienen miedo de defender a las mejores opciones sostenibles para sus comunidades y el medio ambiente”, dijo Michelle Ntab Ndiaye, Director Ejecutivo de Greenpeace África.

 

 

INICIO