Wangari Maathai, Ecologista de Kenia

Wangari Muta Maathai (Nyeri, Kenia 01 de abril de 1940 - 25 de Septiembre de 2011) fue una activista  ecologista keniana. Fundadora en 1977 del Movimiento "Green Belt" (Movimiento del Cinturón Verde). En 1964 consiguió el Doctorado en Ciencias Biológicas en la Universidad Mount St. Scholastica de Atchison, en Kansas.

En 1971 fue la primera profesora en Anatomía Veterinaria y más tarde fue Decana de su Facultad en la Universidad de Nairobi. Su visión fue pensar que las mujeres podían mejorar su existencia participando de la revitalización del entorno reforestando la tierra esquilmada. Por esta razón ya recibió en 1984 el Right Livelihood Award, un premio que se considera el Nobel Alternativo.

A lo largo de su dilatada historia, el Movimiento Cinturón Verde ha plantado alrededor de 30 millones de árboles por toda Kenia y ha creado al menos 80.000 puestos de trabajo en los viveros, sobre todo para mujeres. En 2004 recibió el Premio Nobel de la Paz por "sus contribuciones al desarrollo sostenible, a la democracia y a la paz".

Es la primera mujer africana que recibe este galardón. La Doctora Maathai fue también miembro electo en el parlamento y ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales dentro del gobierno presidido por Mwai Kibaki. Estos cargos gubernamentales no la alejaron del activismo ecologista.

Maathai fue también una activa luchadora por las libertades en su país. Por defender estas causas siempre estuvo acosada por las autoridades a lo largo de los años ochenta y detenida reiteradamente, aunque siempre sin cargos, durante la década de los noventa.

A diferencia de otras personas, llegadas a la política desde la lucha por unos ideales, Maathai no ha perdido nunca el contacto directo con el pueblo para el que trabaja. Esta mujer destaca por un acercamiento global al desarrollo sostenible que "abraza la democracia, los derechos humanos y en particular los derechos de la mujer".

En el marco del Consejo Nacional de Mujeres de Kenia en 1977 impulsó el llamado Movimiento del Cinturón Verde cuyo principal proyecto fue impulsar la plantación de árboles de África para promover la biodiversidad y crear al mismo tiempo empleos para las mujeres así como mejorar su imagen en la sociedad.

Lamentablemente, el ritmo de destrucción es mucho mayor que el de reforestación y los bosques cubren actualmente sólo un 1,7 por ciento de la superficie total de Kenia, cuando la ONU recomienda un mínimo del 10 por ciento.

En 1986, el Movimiento impulsó una Red Panafricana del Green Belt, alentando a planes similares de replantación de árboles en más de 30 países de África y de otras partes del mundo. Las destinatarias de los programas de reforestación, promovidos por Cinturón Verde, son mujeres, sobre todo. Maathai siempre será recordada por ser una activa defensora de los derechos humanos, de la libertad de expresión y de la democracia.

El planeta llora la muerte de Wangari Maathai, “un icono medioambiental”

 

INICIO